• 12
    Jul, 2013
  • Recetas Veraniegas: Gazpacho y Salmorejo

GAZPACHO ANDALUZ

  • 1 kilo de tomates maduros
  • 1 pimiento verde tipo Italiano
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pepino
  • 1 trozo de cebolla (100 gr)
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Vinagre de vino blanco (cantidad al gusto)
  • 1 cuchara pequeña rasa con sal
Preparación:

1. Lavar bien los tomates, el pepino y el pimiento. Dejar escurrir.
2. Añade en el bote de la batidora o en una olla los tomates cortados en cuatro trozos. Con o sin piel, al gusto.
3. Quitar al pimiento el rabillo y las semillas, cortarlo en cuatro o cinco trozos y ponerlo con los tomates.
4. Pelar el diente de ajo, cortarlo por la mitad a lo largo y quitar el centro (para evitar que amargue y repita). Pon el ajo con el resto de las verduras.

5. Cortar el trozo de cebolla (pelada)en tres o cuatro trozos. Añadir al recipiente utilizado.
6. Pelar el pepino, cortarlo por la mitad y reservar una parte para mas tarde. La otra cortarla en cuatro o cinco trozos y a la batidora.
7. Batir todo hasta que quede todo bien triturado (el tiempo dependerá de la potencia de la batidora).
8. Añadir la sal, el aceite y el vinagre. Es aconsejable empezar con poco vinagre e ir añadiendo más al gusto.
9. Batir durante cinco segundos y probar. Rectificar de sal y vinagre al gusto.
Recomendaciones: Si el gazpacho no tiene la consistencia adecuada añadir agua fría hasta que esté al gusto. Dejar en la nevera y ¡servir muy frío!

SALMOREJO CORDOBÉS
  • 500 gramos de tomates maduros
  • 100 gramos de pan duro
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Entre 1/2 y 1 diente de ajo 
  • Sal
  • Agua y Hielo (solo para pelar los tomates)
Preparación:
1. Poner a calentar agua (para pelar los tomates). Hacer un corte superficial en cruz en la base de cada tomate. Cuando esté hirviendo añadir los tomates y dejar entre 30 segundos y 1 minuto, hasta que se separe un poco la piel. 
2. Preparar un recipiente con agua fría y hielo. Sacar los tomates del agua caliente y añade al recipiente con el agua fría. Serán más fácil de pelar.
3. Cortar el pan en trozos pequeños y ponerlo en otro recipiente en un cacharro.
4. Pelar los tomates, cortarlos en varios trozos y ponerlos sobre el pan. Añadir 1/2 cucharadita de sal.
5. Si el pan está muy duro, dejar que se empape con el tomate durante 30 minutos.
6. Pelar el ajo y quitar el centro para que no repita. Cortarlo en varios trozos y añadirlo al pan y al tomate poco a poco, para que no quede muy fuerte. Ir añadiendo al gusto.
7. Añadir el aceite de oliva y pasarlo todo por la batidora hasta que quede bien fino. Probar de sal y de ajo y añadir más si es necesario.
8. Meter en el frigorífico y servir muy frio. 
Recomendación: Añadir trozos de jamón serrano, huevo duro (cocido) y unas gotas de aceite de oliva.
¡A disfrutar de estos dos platos tan refrescantes para el verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *